Psicoterapia Psicoanalítica Madrid.

Psicologia Psicoterapia psicoanalitica

Psicoterapia Psicoanalítica Madrid.

Estimulado por las demostraciones de Charcot sobre el valor terapéutico de la hipnosis, el neurólogo austriaco Sigmund Freud empleó esta técnica, no para sugestionar al paciente, sino para evocar recuerdos olvidados y dolorosos. A través de la hipnosis, intentó ayudar a sus pacientes y al mismo tiempo recoger los hechos en los que basaría su teoría del funcionamiento psíquico. Freud sostenía que durante el desarrollo de la personalidad las pulsiones ó instintos, agresivas o sexuales indeseables eran expulsadas de la conciencia. Estas pulsiones reprimidas se expresaban en los síntomas de las neurosis en su constante lucha por liberarse.

Según Freud, estos síntomas podrían ser eliminados llevando las fantasías y las emociones reprimidas de nuevo a la conciencia. Primero empleó la hipnosis como medio para lograr este acceso al inconsciente, pero pronto abandonó esta técnica en favor de la asociación libre, método en el que se les pide a los pacientes que verbalicen lo primero que les viene a la mente, por absurdo que les resulte, ya sean recuerdos, fantasías o sueños. Mediante la interpretación de estas asociaciones, Freud ayudaba a sus pacientes a profundizar en el conocimiento de su propio inconsciente como forma de llegar al origen de sus problemas.

Más tarde, Freud valoró el aprendizaje adquirido a través del estudio de la estructura psíquica de sus pacientes y denominó transferencia a la relación emocional que se establece entre el paciente y el terapeuta, que según su punto de vista reflejaba los primeros sentimientos del paciente hacia sus progenitores. La asociación libre y las reacciones de transferencia son todavía hoy elementos básicos de las sesiones psicoanalíticas.

LA CREATIVIDAD: prima-hermana de la Pulsión de Vida

 

-> DESCARGA LAS DIAPOSITIVAS DE LA CONFERENCIA (Archivo PowerPoint)

Esta conferencia esta enfocada desde el psicoanálisis que es el tronco principal de toda mi práctica.

Psicologías hay muchas, cada una de ellas se desarrolla a partir de unos conceptos básicos que unas comparten y otras no. Quizá el concepto que más diferencia al psicoanálisis de las demás es que siempre tiene en cuenta al inconsciente, con todas sus formaciones y manifestaciones. Para explicaros muy rápidamente, puesto que este no es realmente el tema de la conferencia, lo que en psicoanálisis llamamos inconsciente, es todo aquello que desconocemos de nosotros mismos debido al mecanismo de la represión y que sin embargo forma una gran parte de nuestro psiquismo, dirigiéndose desde ahí, sin que lo sepamos conscientemente, gran parte de lo que hacemos con nuestras vidas. No tenemos un acceso directo a nuestro inconsciente, aunque sí podemos ir accediendo a él poco a poco con la ayuda de un especialista, entrenado muy precisamente para escucharlo y captarlo cuando se manifiesta aunque para la persona pasa muchas veces desapercibido. Por eso las autoayudas tienen sus límites, ya que uno no puede psicoanalizarse a sí mismo. Si tenéis alguna pregunta o algún interés especial en este tema siempre podéis preguntarme al final de la conferencia, en la que podremos abrir un  pequeño debate. ) Continue reading

Psicoterapia puede ayudarte. Psicologa Madrid

La psicoterapia (también conocida como terapia  verbal) puede ser una parte importante del tratamiento para la depresión o el trastorno afectivo bipolar (manía depresiva).
Un buen terapeuta puede ayudarle a manejar mejor sus sentimientos y síntomas,  y a cambiar los patrones  de comportamiento que generan la enfermedad. La terapia verbal no consiste únicamente en “hablar de sus problemas”; también implica la búsqueda de soluciones. Algunas terapias incluyen tareas en casa, como tomar nota de sus estados de ánimo, escribir sus pensamientos o participar en actividades sociales que antes le generaban angustia. Quizás le propongan ver las cosas de otra manera o aprender nuevas maneras de reaccionar ante eventos o personas. Continue reading

Motivaciones del psicoterápeuta y el psicólogo para introducirse en la psicología.

1.- Curiosidad y carácter inquisitivo: quizas la mas natural sea un interes natural por la gente (Storr, 1979). Es caracteristico que estas personas se interesen por los aspectos artisticos y expresionistas de la vida (Dent, 1978).
2.- Capacidad de escuchar: La gente que se siente atraida por la psicoterapia es a menudo buen oyente (Fromm-Reichmann, 1970)
3.- Capacidad de conversar: por lo general es un conversador natural.
4.- Empatia y comprensión: Aunque esta demostrado que la empatia pude fortalecerse y aun a veces aprenderse (Rogers, 1951), los que ya la poseen antes de escoger este trabajo gozan evidentemente de una ventaja. Es un don un modo de ser y comprender presente por lo general en los que se sientes atraidos por la psicoterapia como profesion.
5.- Comprensión Emocional: A una persona que se sienta atraida por el ejercicio de esta rofesion le sera necesario desplegar una tolerancia inusitada ante la amplia gama de emociones que probablemente los pacientes experimenten y expresen, como dolor, enfado, alegria, desilusión, aturdimiento, rabia, etc (Storn , 1979). No solo sera necesario que tolere su expresión,, sino que tambien puede ser importante facilitar y estimular su afloración.
6.- Introspección: Muchas personas que deciden en convertirse en terapeutasm paracen poseer una tendencia natural a ser introspectivas.
7.- Capacidad de autonegacion: Los individuos que tienen capacidad de autonegacion y de rehusar la gratificación personal estan bien dotados para la practica de la psicoterapia.
8.- Tolerancia a la ambigüedad: Tolerar la ambigüedad y resistirse a llegar a conclusiones prematuras. Esto requiere que la persona sea reticente a dar respuestas rapidas, hacerse cargo de la situación.
9.- Capacidad de calor humano y atención: Capacidad de aceptar a la gente como es.
10.- Tolerancia a la intimidad: Relacionada con esta capacidad de calor humano y atención, hay el deseo de intimidad, contacto y proximidad, una cualidad que motiva a muchas personas dedicarse a la practica de la psicoterapia (Marston, 1984)
11.- Comodidad frente al poder
12.- Capacidad de reir: Los que encuentren placer en disfrutar de los demas sus perspectivas unicas y el sentido del absurdo, encontraran fascinante el trabajo de psicoterapeuta.

Psicoanalisis, sexología y psicoterapia.

Psicoanálisis.

El psicoanálisis surgió en la última década del siglo XIX, precedido por una serie de acontecimientos que prepararon su llegada. Entre ellos se pueden destacar los siguientes:

  • El interés por la neurosis, espacialmente por la histeria.
  • La utilización de la hipnosis como método de investigación, actualmente se habla de SOFRONIZACIÓN.
  • Se encuentra en el descubrimiento de la acción patógena de los recuerdos inconscientes de acontecimientos traumáticos.
  • El descubrimiento de la acción terapéutica de la hipnosis, la sugestión y la catarsis (descarga emocional de las tensiones).

Freud (1856-1939).

Era un médico que poseía una gran cultura médica y general. En su primer etapa aplica el método catártico de BREUER en colaboración con él. Este método consistía en innotizar al paciente y en este estado hacerle preguntas sobre sus síntomas; preguntas destinadas a conseguir una descarga emocional, es decir, una catarsis, de este modo logran demostrar que los síntomas histéricos tienen su origen en perturbaciones emocionales de épocas pasadas. Estos acontecimientos perturbadores pueden ser rechazados por la conciencia, pero en el estado hipnótico pueden ser evocados. Freud dejó de utilizar la hipnosis porque no tenía efecto duradero, no podía hipnotizar a todos los pacientes y lo consideraba un método incierto, próximo a la magia. Comienza entonces a utilizar la sugestión, el estado de vigilia, demostrando que los acontecimientos del pasado no están realmente olvidados; pero esta técnica chocaba con las resistencias del paciente, por esto, para lograr la curación, era necesario suprimirlas, es decir, suprimir el rechazo del paciente contra sus tendencias criticables.

Así nació la técnica psicoanalítica que consiste en educar al paciente para que abandone toda actitud crítica e interpretar el material que aflora a la conciencia. Se supone que todo lo expresado por el paciente está en relación por el punto de partida de su dolencia; de aquí surgía la regla fundamental o de libre asociación, que mande al paciente expresar todos sus pensamientos aunque sean desagradables o absurdos. La expresión de las asociaciones de ideas se acompaña de la liberación de afectos reprimidos. A la interpretación de este material lo llamó Freud, psicoanálisis.

Teoría de los instintos.

Freud denomina instinto a la causa última de toda actividad, los instintos nacen de fuentes de estimulación de dentro del cuerpo y el fin último de toda actividad instintiva es reprimir la explicación y establecer el equilibrio interno mediante la descarga de energía. El fin del instinto consiste en la restauración del equilibrio, lo que se realiza por transformaciones somáticas y se percibe como una satisfacción.

Esta meta requiere algún objetivo mediante el cual sea posible la satisfacción. El objeto puede ser el propio cuerpo o un objeto exterior, hay muchas posibilidades de modificar los fines y los objetos instintivos. A veces, la presión instintiva se detiene y se renuncia a su satisfacción total, otras veces el objeto cambia de forma que se vuelve socialmente válido. En una primera etapa Freud distingue dos tipos de instinto:

  • Sexuales.- tendientes a la conservación de la especie.
  • Instintos del yo.- tendientes a la conservación del individuo.

Pero posteriormente agrupa ambos instintos y los llama INSTINTOS DE VIDA, sexualidad o lívido y también lo llama con un tipo de palabra griega EROS y añade el impulso de muerte y agresión al que llama también THANATOS. Este instinto tiende por la reducción de las tensiones al establecimiento de un estado anterior al estado inorgánico y a la repetición. Para Freud toda conducta estaría motivada por uno de estos impulsos, aunque pueda manifestarse de forma enmascarada.

Estructura del aparato psíquico o de la personalidad.

El aparato psíquico a la personalidad está constituida por tres sistemas: el ello, el yo o ego, y el super yo o super ego.

El “ello”.- Es el asiento de los instintos y de los deseos reprimidos.

El “yo”.- es la diferenciación del “ello” por contacto con la realidad. Controla las percepciones y ejerce el dominio de la acción.

El “super ego”.- se afirma por la internalización de las imágenes idealizadas de los padres en el transcurso del conflicto edípico.

El niño se siente atraído por su madre con sentimientos eróticos semejantes a los del adulto, pero tiene un rival que es su padre, que ante él aparece como todopoderoso y contra el que no puede luchar.

El problema se resuelve identificándose con su padre que es su padre idealizado, al que toma como modelo y trata de imitar.

Esta identificación con su padre le lleva también a identificarse a sí mismo como parte también del sexo masculino (edipo).

En el caso de las niñas es el mismo pero cambiando el sexo del progenitor (Electra).

Esta identificación con el padre está en la base de la conciencia moral; es el origen de la estima de sí mismo y de los sentimientos de culpabilidad. Freud elabora una tipología de la personalidad basándose en el predominio en un sujeto de una de las tres esferas de la personalidad, y así denomina tipo erótico aquel en el que existe un predominio de la esfera del “ello”.

El tipo narcisista, es aquel que predomina la esfera del “yo”.

El tipo obsesivo es aquel del que domina la esfera del “super ego”.

Concepto de regresión.

La dinámica del aparato psíquico para Freud es la siguiente: los instintos y deseos del “ello” continuamente están pugnando por salir a la esfera del “yo” para su realización. En el momento que esto ocurre, el “super ego” decide que el deseo es inevitable, lo hunde de nuevo en el “ello” y le mantiene ahí sin permitirle salir (regresión).

El “super ego” actúa como censura de todo el material que aflora en la conciencia y reprime todo aquello que considera que no está de acuerdo con la imagen idealizada de sí mismo. Pero la dinámica sigue adelante, es decir, la tendencia de los instintos y deseos reprimidos a aflorar en la conciencia es continua y aprovecha cualquier descuido de la censura para salir. Los momentos en que la censura está en descuido son: durante el sueño y en los actos fallidos.

Durante el sueño.- la censura levanta la guardia y se realizan deseos reprimidos, pero generalmente de manera solapada porque aunque la censura está descuidada no está dormida.

Durante actos fallidos.- son aquellos actos en que cometemos errores o nos olvidamos de algo (por ejemplo: cuando se nos olvida el nombre de una persona). Freud lo interpreta como interrupciones súbditas del material inconsciente de la conducta.

Desarrollo de la sexualidad.

La fuente originaria de los impulsos es corporal y relativamente independientes de las interacciones del individuo con su medio. La maduración del cuerpo produce por lo tanto una maduración de los impulsos por un desarrollo interno. Esta determinación biológica actúa durante toda la existencia y se manifiesta sobre todo en la épocas de mayor transformación corporal (infancia, etc.). el concepto clave es la idea de zonas erógenas, es decir, regiones del cuerpo cuya estimulación condiciona la satisfacción lividinal. La zona erógena dominante cambia con la edad y el crecimiento del organismo pasando por las siguientes fases:

Estado oral primitivo.

La actividad dominante es la succión, corresponde al 1er semestre de la vida y es la boca el foco principal de satisfacción. Cuando el niño está frustrado, tenso, ansioso, disminuye o elimina esa situación desagradable provocándose una satisfacción autoerótica, el bebé aprende fácilmente a succionar una parte de su cuerpo (pulgar) o cualquier objeto.

Estado oral tardío.

La boca sigue siendo la zona erógena dominante, pero la actividad de incorporar mordiendo sustituye a la succión, comienza con el 2º semestre de la vida.

Estado sádico- anal.

Se extiende desde el 2º al 3er año. Las tensiones tienen como forma de descarga la decepción. La satisfacción lividinal está sobre todo ligada a esta actividad.

Estado fálico.

Se produce entre los 3 y los 5 años. Los órganos genitales constituyen la zona erógena dominante; las tendencias que llevan al niño hacia las personas que le rodean; tienen semejanza con la vida amorosa adulta, en este periodo se producen dos fenómenos psicológicos a los que Freud da gran importancia que son: la crisis de personalidad de los 3 años y el complejo de Edipo (niños) y Electra (niñas).

La primera consiste en una serie de reacciones de afirmación de la propia personalidad frente a los demás con sentimientos de oposición a los adultos de terquedad, orgullo, vergüenza, etc. , es como una crisis adolescente vivida a los tres años.

Con la terminación de la crisis de la personalidad y del complejo de Edipo se produce la identificación con el propio sexo y el paso al estado siguiente que es el estado o periodo de lactancia.

Periodo de lactancia.

Entre los 6 años y la pubertad se produce un debilitamiento de la fuerza impulsiva determinado por la cultura más que por la evolución biológica. El niño olvida la perversidad polimórfica de los años anteriores y desarrolla contra los impulsos la barrera de la moralidad.

Genital.

Comienza en la pubertad y es característico de la sexualidad del adulto normal. Si el pleno desarrollo de las etapas es coartado, el individuo puede progresar prematuramente o bien regresar a un estado anterior produciéndose así una fijación.

Principio del placer y principio de la realidad.

Según Freud nuestra conducta está regida por estos dos principios:

Principio del placer.- puede formularse del siguiente modo: toda conducta tiene por origen un estado de excitación penosa o desagradable y tiende a una reducción de esa excitación para evitar el displacer y de ser posible, producir el placer. Este principio gobierna los procesos inconscientes y permanece como residuo de una fase del desarrollo, en la cual eran los únicos procesos mentales. En el adulto sano, el principio de placer se manifiesta con la tendencia a mejorar las impresiones desagradables y sobre todo por la enseñación y el sueño.

El sueño, para Freud, permite recuperar una vida mental comparable a la que exista antes del conocimiento de la realidad porque la condición previa del sueño es precisamente el rechazo de la realidad.

La tarea o la función del principio del placer es mucho mayor en el neurótico pues la realidad le es insoportable, se aleja de ella.

Principio de realidad.- a un desarrollo progresivo corresponde un aumento de la importancia del principio de la realidad que tiende a los mismos fines que el principio del placer pero adaptándose a las condiciones impuestas por el mundo exterior. El principio del placer no es destronado por el de la realidad, es sólo su salva guardia. El placer inmediato es abandonado a favor a un placer anterior más seguro, por lo que se refiere al aparato mental o a la estructura de la personalidad. La aparición del principio de la realidad se traduce por el desarrollo de las funciones conscientes de ajuste a la realidad, es decir, la atención, la memoria y el juicio.

Freud, vincula con el principio de realidad el desarrollo de las diversas formas de cultura y así, por ejemplo, según él, las religiones tratan de hacernos renunciar al placer en esta vida con la promesa de una recompensa en la otra. La educación tiende a formar el “yo” remplazando el principio del placer por el principio de la realidad.

Después de Freud.

Los primeros que se separaron de su teoría fueron sus discípulos Jung y Adler.

Jung.- fundamentalmente aporta dos nociones distintas de Freud: inconsciente colectivo, ampliación de concepto de lívido.

Al inconsciente personal señalado de Freud, Jung añade la noción de inconsciente colectivo que sería residuo de las experiencias de la especie que incluye la memoria de etapas evolutivas anteriores. El inconsciente colectivo es común a todos los hombres. Jung considera que la libido es un concepto más amplio, es sinónimo de energía psíquica; ésta puede manifestarse de diversas formas, una de ellas la sexual.

Adler.- discrepa, fundamentalmente, de Freud al considerar que el impulso humano fundamental no es la sexualidad y la agresión, sino el deseo de los sentimientos de inferioridad, es decir, el afán de poder. Las personas se sienten inferiores en algún aspecto y su conducta está encaminada a superar esa inferioridad, pueden hacerlo de dos formas: trabajando sobre la propia inferioridad para conseguir superarla o compensando esa inferioridad al destacar el otro aspecto, pero incluso las personas que no se sienten inferiores en algún aspecto, han tenido el sentimiento de inferioridad del niño frente al adulto.

Otra vía que siguió el psicoanálisis fue el psicoanálisis social, que se caracteriza por dar una importancia primordial a los factores sociales como determinantes de la conducta. Dentro de esta vía hay distintas doctrinas, pero la más importante fue la de ERIC FROMN, que considera que la motivación humana fundamental es la huida de la libertad. Considera que el hombre actual ha conseguido la “libertad de”, es decir, liberarse de ataderas, pero no ha conseguido la “libertad para”, por lo cual no sabe que hacer con su “libertad de”, por ello huye de la libertad buscando líderes, jefes o ideologías porque no soporta su libertad.

 

.

Psicología infantil en el hogar, Psicóloga educacional.

En este artículo, queremos presentar algunas estrategias de comunicación, que pueden ser muy útiles a niños que presentan dificultades en el desarrollo del lenguaje, como a niños que no. Se trata de una guía de actuación para promover la estimulación del lenguaje en situaciones cotidianas del infante, desde las cuales se puede sacar mucho provecho. Presentamos una pequeña muestra de todo lo que se puede hacer en casa.
Las estrategias más importantes son las siguientes:
  • Dar un modelo correcto de lenguaje.
  • Compartir juegos, a través de éstos establecemos conversaciones.
  • Dedicar tiempo a hablar y a jugar con él (periodos cortos, 10-20min, para no fatigarlo y que esté concentrado). SIN TV, NI DISTRACCIONES. Seguir su iniciativa.
  • Las situaciones deben ser naturales, no forzadas (se pueden aprovechar las horas de las comidas y la del baño). (A parte de aquellos 10-20min de juego).
  • Fomentar el juego simbólico.
  • Jugar a imitar sonidos de animales y/o objetos. Aprender adivinanzas, canciones que trabajan en la clase (trabajar el ritmo).
  • Mantener conversaciones sobre cosas concretas que pasan, que han pasado y que pasarán(mirar fotografías, libros y películas que faciliten la conversación).
  • Explicarle cuentos haciendo que él participe.
  • Anticiparle actividades que se tienen que hacer buscando las motivaciones para que las haga.
  • Que hable (y hablarle) poco a poco y de forma clara (sin romper la naturalidad del tono y la prosodia de la conversación).
  • No presionarlo para que hable o pronuncie todo correctamente. Corregirlo de manera indirecta (pronunciando correctamente lo que ha dicho, alargar sus intervenciones añadiendo más elementos, etc).
  • En todo caso, marcar o exagerar ligeramente la pronunciación de los sonidos que diga mal o que no pronuncie.
  • Escucharlo, darle tiempo para que explique o responda cuando se le pregunte algo.
  • Marcar los turnos de comunicación y que los respete.
  • Explicar las cosas de manera ordenada.
Estas orientaciones, como ya hemos comentado, son una pequeña muestra de todo lo  que se puede aprovechar para estimular al niño. Nos puede ser muy beneficioso tanto a los padres y a los niños, como a los Logopedas, ya que debemos tener en cuenta que si la familia colabora en el tratamiento su evolución es mucho más positiva y rápida.

Diagnósticos, tests, clasificaciones y estadísticas. Psicoanalisis.

Reflexiones

La posibilidad de dar un nombre a una enfermedad, trastorno o problema, el conocimiento para poder establecer un diagnóstico y el protocolo de la elaboración de informes, apacigua la angustia que provoca la falta de saber estructural al sujeto.

Esta intención por nominar y clasificar los trastornos mentales en función de la sintomatología que presentan, regida principalmente por el DSM-IV (y pronto el DSM-V), puede servir de mucha ayuda al profesional que lo utilice para orientar su intervención. Si las catalogaciones y clasificaciones sirven para poder establecer con mayor claridad cuáles son las necesidades educativas específicas, clínicas o médicas de cada sujeto, esta herramienta podría ser de gran ayuda. Sin embargo, cuando su función es la de etiquetar a un conjunto de personas en base a estadísticas reflejadas en un diagnóstico, que determina los protocolos a seguir, donde el medicamento y el test son la base, la parte más importante del problema se acalla. El sujeto que sufre se deja a un lado para medicarlo y estandarizarlo, sin considerar la particularidad que define a cada sujeto, su experiencia vital, su historia y afectos.

El vídeo, cuyo enlace se facilita a continuación, es un claro ejemplo de las posibles consecuencias que puede acarrear  la intención de silenciar el sufrimiento del sujeto mediante clasificaciones diagnósticas o medicamentos, que aunque en ocasiones necesarios, pueden cumplir una función lejana a los intereses del niño o adolescente.  Llegado el momento, será necesario el encuentro con alguien que sepa acoger su particularidad y le ayude a elaborar lo que no puede poner en palabras. El encuentro con un psicoanalista así lo podría facilitar.

 

Enlace a vídeo:  http://www.youtube.com/watch?v=oPgqLWrqeFk

Psicoterapia y el arte de la psicoterapia.

La actividad emocional que acompaña nuestros comportamientos, nuestros vínculos afectivos y relaciones sociales, es muchas veces la causa misma de las inhibiciones, los síntomas o la angustia.
Hay emociones que por su cualidad pueden causar la desorganización temporal de la integración psico-corporal. Las personas somos una integridad cuerpo-mente dinámica y en continua actividad.
Cuando las emociones no pueden ser puestas en palabras, su descarga se lleva a cabo por otras vías. Los recursos artísticos como la realización de dibujos y pinturas, collages, esculturas, música, escenas de psicodrama; se prestan en el tratamiento como medios de simbolización del conflicto, cuando las palabras no funcionan adecuadamente.
La Psicoterapia a través del Arte aborda a la persona desde la integración Bio-Psico-Socio-Cultural, tanto en la patología como en la normalidad. Continue reading

Las emociones en Arteterapia.

Las emociones son energía en movimiento, nacen desde un estímulo interno o externo y se descargan como sensaciones corporales.
Las personas tenemos la capacidad de ponerle palabras a nuestras emociones, pero sin embargo somos capaces de nombrar unas pocas en relación a la gran cantidad que podemos vivenciar.
Hay emociones que por su cualidad, intensidad, contenido o temporalidad son difíciles o imposibles de nombrar. Desde el momento que nacemos sentimos un sinfín de emociones, pero pasará mucho tiempo hasta que podamos ponerle nombres, expresarlas para otros.
Esas emociones quedan como registros corporales inconscientes, y siguen actuando desde las sobras en nuestra vida adulta. Lo más cercano a la cualidad de esas emociones son el cuerpo y las imágenes. Continue reading

Psicoanálisis y psicoterápia.

El Psicoanálisis es la teoría de Sigmund Freud que abarca tres ámbitos de conocimiento: la investigación, el tratamiento terapéutico y el conjunto de teorías psicológicas y psicopatológicas derivadas de la investigación y el tratamiento, que dieron lugar a una nueva disciplina científica.

El método de investigación consiste en descubrir el significado inconsciente de las palabras, acciones, imágenes mentales como los sueños, las fantasías, los delirios; de un individuo.

El método terapéutico está basado en las asociaciones libres de cada paciente y se caracteriza por la interpretación controlada de la resistencia del paciente, de la transferencia con el terapeuta y del deseo

Y el método de sistematización de datos aportados por la investigación y el tratamiento.

Continue reading