Psicología y el mundo interior.

Psicologos en Madrid. Psicología y el mundo interior. - Psicoanalista en Madrid | Mila Ruiz Para dar noticia de una coexistencia compleja no tenemos otro camino que describirla en sucesión, y por eso todas nuestras exposiciones pecan al comienzo de simplificación unilateral y esperan ser completadas, que se corone su edificio y, así, se las rectifique. La representación de un yo que media entre ello y mundo exterior, que asume las exigencias pulsionales de aquel para conducirlas a su satisfacción y lleva a cabo percepciones en este, valorizándolas como recuerdos; que, preocupado por su autoconservación, se pone en guardia frente a exhortaciones hipertróficas de ambos lados, al tiempo que es guiado, en todas sus decisiones, por las indicaciones de un principio de placer modificado: esta representación, digo, en verdad sólo es válida para el yo hasta el final del primer período de la infancia (cerca de los cinco años). Hacia esa época se ha consumado una importante alteración. Un fragmento del mundo exterior ha sido resignado como objeto, al menos parcialmente, y a cambio (por identificación) fue acogido en el interior del yo, o sea, ha devenido un ingrediente del mundo interior.

Continue reading

Conclusiones del psicoanalisis infantil.

Podemos decir que en nuestro país la obra de Lacan se conoce desde hace ya algún tiempo, por lo menos quince años. Con lo cual tenemos dos generaciones: una nueva, que ha sido formada casi con exclusividad en esta teoría, y otra que comprende a los antiguos analistas. 

También podemos decir que la teoría de Lacan cae, entre nosotros, en un piso kleiniano, lo cual produce efectos especiales. Por un lado, este piso era fértil y permeable, ya que estaba cuestionado y sentíamos la necesidad de reubicar el universo kleiniano en un contexto más amplio. En este sentido nos interesó la opinión de Mannoni cuando dijo: “Toda teoría kleiniana se beneficiaría si se retomara dentro del campo de la palabra”. Luego agregó: “Los objetos kleinianos se sitúan dentro del orden de lo imaginario entre las dos cadenas del discurso manifiesto y reprimido”.

En esta teoría, la fantasía inconsciente de Klein queda reubicada entonces en el orden de lo imaginario como un inventario de las infinitas formas del fantasma.

Continue reading