Conflicto y Neurosis. Psicologa y psicoanalista.

La perspectiva del conflicto es vital para la
teoría psicoanalítico, desde su comienzo aparece una pareja antitética que marca la pauta fundamental del discurso analítico. En un principio encontramos la disyuntiva “principio del placer”-“principio de realidad” , luego pasa a “libido objetal”-“libido del yo” y acaba con “Eros” y “Thanatos”. El proceso neurótico
tendría su origen en este par de demandas opuestas originadas en distintos ámbitos de la interioridad del individuo. Se podría entender tanto como un conflicto entre pulsiones o como entre las instancias del aparato psíquico (es de especial importancia señalar
el conjunto de defensas que se articulan alrededor del yo con el
objetivo de preservar la integridad del sujeto frente a la conflictividad que le lleva el asumir su deseo dentro de la dinámica pulsional que se articula en su Ello). El síntoma neurótico sería una suerte de transacción, donde lo reprimido y la represión irían de la mano, siendo un proceso que intenta restablecer un equilibrio de fuerzas.

LA ADOLESCENCIA, los suspensos, el fracaso escolar…

La adolescencia  es un momento de cambio muy significativo, donde los procesos de desarrollo, de aprendizaje y de socialización son esenciales para la construcción de la identidad futura, y es de esperar, madura.

Es esta una época en la que el fracaso escolar, y los suspensos aparecen significativamente. Los chicos y chicas pasan al Instituto. Este es en el ámbito educativo un territorio determinante en el sentido de la construcción de la identidad del adolescente, ya que cumple una función sustancial, y más que especial, para estos chicos, en su formación y en la determinación de  su inclusión en el mundo social. No nos olvidemos tampoco de que la entrada en el Instituto implica la transformación de un sistema escolar con aspectos como el cambio de espacio, la impartición de asignaturas expuestas por distintos profesores y profesoras, así como la incorporación de nuevas reglas y vínculos sociales que implican una serie de variaciones ideológicas y estructurales sustanciales, poniendo a prueba, añadiéndose a las peculiaridades propias de la adolescencia, su percepción y adaptación a un nuevo  medio.

Continue reading